| Número 24 | Año 10 | Jueves 15 de Diciembre de 2011 |  

 

Operación secreta: llegan dos helicópteros rusos

Por Edgardo Aguilera (*)


Son para la campaña antártica. Reemplazan a naves de Estados Unidos.


>>> | En un avión ruso Antonov, uno de los cargueros más grandes del mundo, arribaron ayer a la madrugada dos helicópteros MI-17 adquiridos a la Federación Rusa para la Fuerza Aérea Argentina. Los flamantes aparatos se destinarán a tareas logísticas en la Antártida.

No podrán participar en la campaña de verano 2011-2012 porque los pilotos, tripulaciones y técnicos deben completar un entrenamiento específico en operaciones antárticas, y los tiempos no dan para su asignación inmediata.

El acuerdo fue suscripto por el Ministerio de Defensa a un costo de 20 millones de euros (27,2 millones de dólares) entre la parte argentina, encabezada por el secretario de Planeamiento, Oscar Cuattromo; el entonces jefe de Gabinete Raúl Garré (hermano de Nilda Garré); y el titular del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, Brigadier General Normando Costantino. La parte rusa fue encabezada por el encargado de negocios de la embajada, Igor Romanchenko, y los representantes de la empresa de ese país (Rosoboronexport), Alexander Scherbirin y Anatoly Zuev. La adquisición de las aeronaves se llevó a cabo bajo la modalidad de contratación de «Gobierno a Gobierno». La operación se realizó con la organización estatal Rosoboronexport, que agrupa bajo su gestión todo el conglomerado de empresas de la defensa de la Federación Rusa.

Los helicópteros pesados MI-17, son aeronaves con capacidad para transportar hasta 26 soldados o hasta cuatro toneladas en carga externa, poseen flotadores para el caso de amerizaje en emergencia, grúa de carga para el izado o descarga en cubierta de embarcaciones y tanques suplementarios para operaciones de largo alcance.

Es la primera vez que el país incorpora material bélico de procedencia rusa, se sabe que la aviónica está «occidentalizada». Las máquinas adquiridas por Costantino vienen con un pack mínimo de repuestos: ruedas, fusibles, algunas herramientas, sólo lo necesario para el mantenimiento del primer escalón, así se denomina a los ajustes elementales a cargo del usuario u operador que tiene a cargo el helicóptero. No se compraron partes importantes, como alabes de turbinas, paletas del rotor principal, mucho menos aviónica de reemplazo para los componentes que trae instalado a pedido de la Fuerza Aérea el MI-17. Los requerimientos operativos apuntaron a preparar la aeronave para vuelos antárticos, con capacidad para vuelo nocturno en condiciones de clima riguroso, típico del continente blanco.


Antecedentes
La decisión de incrementar las relaciones militares y el intercambio en el plano de la Defensa con Rusia se inició durante la visita a nuestro país del presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, a fines del año pasado. Rusia vendió helicópteros nuevos de este mismo modelo a Chile y Ecuador. El MI-17 (Hip, en la clasificación de la OTAN) tiene un alcance de 1.000 kilómetros; en Latinoamérica lo usan las fuerzas aéreas de Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, México y Nicaragua, pero no hay talleres especializados en el mantenimiento de fondo ni oferta de repuestos para el sostén logístico, todo queda en manos de los proveedores rusos.

Previsores, los aviadores criollos cerraron un acuerdo con la fuerza aérea peruana con el objetivo de contar con su expertise en caso de tener que realizar inspecciones mayores a los MI-17, y reducir así los costos operativos.

Estos aparatos, construidos en la fábrica Russian Helicopters JSC, Ulan-Ude Aviation Plant, serán el reemplazo de los Chinook norteamericanos, que habían sido desprogramados tras la guerra de Malvinas.

El único antecedente de equipamiento ruso fue el avión Sukhoi SU-29, que integró el plantel de la Fuerza Aérea para vuelo acrobático. Se adquirieron 7 en 1997 durante la gestión del Brigadier José Juliá y fueron destinados a la escuadrilla de exhibición Cruz del Sur; hoy todos están inactivos por falta de repuestos y mantenimiento.

(*) Fuente: http://www.ambito.com

Galería de imágenes (para maximizar haga clic en la foto).

 

En un Antonov, que está entre los mayores cargueros del mundo, llegaron casi en secreto al país dos helicópteros rusos que reemplazarán a naves de los EE.UU. en la campaña antártica