| Número 24 | Año 10 | Jueves 15 de Diciembre de 2011 |  

 

La lucha por la superioridad aérea (IIº parte): Lockeed Martin F-22 Raptor

Por Cadete de IV Año Juan Pablo ORDOVINI


>>> | Introducción
Producto de un largo y muy costoso proceso de investigación y desarrollo, el F-22 Raptor, de las empresas Lockheed Martin y Boeing ha resultado ser un avión tan capaz como controvertido. Diseñado para ser el caza definitivo y reemplazar al F-15, hace uso de avanzada tecnología furtiva, uno de los radares más sofisticados del mundo, motores de empuje vectorial en 2D y varias soluciones tecnológicas que prometen ponerlo en la punta por muchos años. El primer prototipo, denominado YF-22, voló por primera vez el 29 de septiembre de 1990.

Diseño
El F-22 es altamente maniobrable, tanto a velocidades supersónicas como subsónicas. Las toberas con empuje vectorial del Raptor permiten que el avión pueda realizar virajes muy cerrados, y maniobras con gran ángulo de ataque como la maniobra Herbst (o giro-J), la Cobra de Pugachev. También es capaz de mantener un ángulo de ataque constante sobre 60º, y aún así tener cierto control de alabeo.

La capacidad furtiva se debe a una combinación de factores, incluyendo la forma general del avión, el uso de materiales absorbentes de radar, y el cuidado de detalles como las bisagras o el casco del piloto que podrían proporcionar un retorno de radar. Sin embargo, la reducida sección radar equivalente es sólo una de las cinco facetas que los diseñadores siguieron para crear el diseño furtivo de este avión. También ha sido diseñado para ocultar sus emisiones infrarrojas con la intención de que sea más difícil de detectar por los misiles superficie-aire o aire-aire guiados por infrarrojos ("búsqueda de calor"). Los diseñadores también hicieron el avión menos visible a simple vista, y con emisiones de radio y ruido muy controladas.
Instrumental

La aviónica incluye el receptor de alerta radar (RWR) AN/ALR-94,47 el sistema de alerta de aproximación de misiles (MAWS) infrarrojo y ultravioleta AN/AAR 56 y el radar activo de barrido electrónico Northrop Grumman AN/APG-77. Este radar dispone de gran alcance en la localización de objetivos pero una baja probabilidad de que sean interceptadas sus propias señales por un avión enemigo.

Plataforma de armas
Transportando los misiles y las bombas de forma interna se mantiene la baja detectabilidad del avión y no se incrementa la resistencia aerodinámica dando como resultado mayores velocidades máximas y mayor autonomía de combate. Para lanzar los misiles es necesario abrir las puertas de las bodegas de armas en menos de un segundo, mientras los misiles son empujados completamente fuera de la estructura del avión por unos brazos hidráulicos. Esto reduce la probabilidad de que el Raptor sea detectado por los sistemas de radares enemigos por culpa del lanzamiento de armas y también permite que el F-22 pueda lanzar misiles de largo alcance.

Por otra parte, el caza lleva incorporado en su interior un cañón automático rotativo de seis tubos “Minigun” M61A2 Vulcan de 20 mm, con el orificio de salida de los proyectiles situado en el encastre alar derecho y cubierto por una trampilla mientras no se usa para mantener la baja detectabilidad del avión. Es un arma de último recurso para la que dispone de 480 proyectiles, munición suficiente para aproximadamente cinco segundos de disparo continuo.
Ha sido capaz de acercarse hasta el alcance del cañón en combates cerrados sin ser detectado, opción necesaria una vez agotados los misiles.

Futuro
El elevado costo unitario del avión (356 millones de dólares de inversión total y 150 millones por la fabricación individual), el excesivo tiempo de mantenimiento de 30 horas por cada hora de vuelo, la falta de una clara misión aire-aire debido a los largos retrasos en los programas de cazas de quinta generación de India y China, la prohibición estadounidense de exportar el Raptor a otros países, y el desarrollo del más económico y versátil F-35 Lightning II, dieron lugar a los llamamientos de finalizar la producción del F-22. En abril de 2009 el Departamento de Defensa de los Estados Unidos propuso que se dejaran de efectuar nuevos pedidos, sujeto a la aprobación del Congreso, para una cifra de obtención final de 187 cazas Raptor.

Sin duda, es el mejor caza del mundo hoy en día. No obstante, Rusia ya tiene su propio caza furtivo que está siendo fabricado y compite paralelamente, teniendo una clara ventaja en el costo, pero una notable diferencia en producción debido a que el PAKFA está saliendo del prototipo. Lamentablemente y por las causas anteriormente dichas, no se fabrica más este poderoso y casi invencible guerrero: el F-22 Raptor.

Especificaciones Técnicas
Tipo: caza bimotor furtivo supersónico monoplaza; cazabombardero multipropósito.
Dimensiones: longitud 18,90 m, envergadura 13,56 m, altura 5,08 m, superficie alar 78 m².
Pesos: vacío 19.700 kg, cargado 29.350 kg, máximo al despegue 35.500 kg.
Planta motriz: 2 turbofan Pratt & Whitney F119-PW-100 de 10.600 kg de empuje unitario y 15.800 kg de empuje unitario con postcombustión.
Prestaciones: velocidad máxima 2.750 km/h (Mach 2,25), supercrucero: 1960 km/h (Mach 1,6), techo de servicio 19.812 m, autonomía 2.960 km.

Armamento: 1 Cañón rotativo M61A2 Vulcan de 20 mm en con 480 proyectiles más una variedad de misiles de corto, mediano y largo alcance aire-aire, aire-tierra, antibuque, antirradar, de crucero o bombas guiadas e inteligentes hasta 3.500kg en bodega interna.